PAGBAM cuenta con una sólida formación y experiencia en todo lo relativo a las industrias y sectores de la economía que requieren financiamiento, tales como la generación, distribución y transmisión de energía eléctrica, petróleo y gas, oleoductos y gasoductos, energías renovables, infraestructura, telecomunicaciones, minería, obra pública, construcción, transporte, plantas industriales y desarrollos inmobiliarios. Nuestros abogados del área de práctica de Financiamiento de Proyectos e Infraestructura se encuentran capacitados para formar sólidos equipos de trabajo que, sumando la experiencia de nuestros abogados especializados en financiamiento de proyectos, incluyen profesionales expertos en otras áreas del derecho y conocedores de los marcos regulatorios y de los temas más relevantes de las correspondientes industrias y sectores de la economía. Ello nos permite proveer a nuestros clientes con las herramientas más eficaces para evaluar el crédito y los riesgos de forma precisa. A su vez, manejamos de forma eficiente y capaz todos los litigios y procedimientos de resolución de conflictos relacionados con los proyectos, así como la reestructuración de financiamientos de proyectos más complejos.

Hemos participado activamente en el financiamiento de algunos de los proyectos más grandes que han tenido lugar en Argentina. Representamos a toda clase de acreedores, tales como bancos comerciales locales e internacionales y otras entidades financieras, compañías de seguros, bancos comerciales y de inversión, agencias de crédito a las exportaciones, organismos multilaterales de crédito y bancos de desarrollo. Asimismo, brindamos asesoramiento a deudores, garantes, contratistas, proveedores e inversores de capital de riesgo en un gran número de transacciones de financiamiento de proyectos de primer nivel, tanto locales como internacionales. Estas operaciones han involucrado desde financiamientos de bancos comerciales, multilaterales, bilaterales y acuerdos de créditos a la exportación, facilidades crediticias para la construcción o deudas a plazo, sindicaciones de capital o deuda, uniones de empresas, emisiones públicas o privadas de bonos (incluyendo bonos para financiar proyectos) y operaciones de estructuración de flujos de fondos.